» Juanito's Corner «: Tito y La Justica Social

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Tito y La Justica Social

Porque estoy aburrido voy a escribir un rato. No sé cuánto aguante, pero acá voy. Voy a hablar de un tema que le viene sucediendo hace rato a un “amigo”, que para proteger su identidad vamos a llamarlo “Tito”, Tito Lauverne. Bueno resulta que “Tito” tiene un problema recurrente, que no es su falta decisión, su disfunción eréctil, su incontinencia seminal o su precocidad para el gasto. No,

Tito tiene un problema que sufren muchos argentinos: tiene el rótulo de amigo pegado en la frente. Está bien, debo aceptar que Tito no es el cuchillo más afilado del cajón o la tortuga más veloz pero sí se ha encontrado en situaciones (varias) que siempre termina siendo el confidente de la chica en cuestión.

Ahora me pregunto yo: ¿Es culpa de Tito o de la mujer?. Tito no debería someterse a tal suplicio a sabiendas de que sólo lo están usando como una oreja con auto o la mina simplemente es una turra (sí, soy tendencioso, si a esta altura buscaban objetividad estudien matemática o lean Para Ti Decoración, ¿Entienden? Por los obje… Ah qué mierda, sigo...). Tito no siempre sabe la intención final de la mujer o a veces nunca se entera. Y si se entera, depende qué tan buena esté la mina, sigue o no. Porque, si no lo saben les voy a explicar rápidamente cómo funciona el pensamiento del hombre y de la mujer en estos casos:

MUJER:

LO VEO COMO AMIGO -> LO VEO COMO AMIGO PARA SIEMPRE

HOMBRE:

ME VE COMO AMIGO -> ME HAGO EL AMIGO CUANDO EN ALGÚN MOMENTO VA BAJAR LA GUARDIA Y AHÍ LA CLAVO JESÚS EN LA CRUZ.

Como dije antes, mi “amigo” no es el lápiz con más punta de la cartuchera ni la bombita con más luz del arbolito pero, mal que mal la pilotea. Que justamente esa última palabra me viene al pelo para ilustrar el concepto que quiero explicar. Tito, no decodifica las señales fememinas. El nació sin el decodificador o sin el manual para usarlo (en realidad ningún hombre entiende las “señales femeninas”, pero eso ya va a ser expuesto en otro post). Para que se den una idea, si Tito fuera piloto de avión sería más o menos así:

Tito – Aquí vuelo internacional A-369, pido pista para aterrizar. Cambio.

Torre de Control – Aquí Torre de Control, tiene la pista totalmente despejada, cambio

T- Aquí vuelo, no veo la pista, repito, no veo la pista. Cambio.

TC- Aquí Torre, la pista debería estar directamente enfrente suyo, a las 12 en punto. Cambio.

T- ¿Ah?¿ A las 12? ¿Qué pasa a las 12? Yo tengo las 10:49. Cambio.

TC – Vuelo A-369 las 12 es… Deje, olvide eso. Enfrente suyo está, la gran pista con luces que titilan, tiene el camino libre.

T – Aquí 369, las únicas luces que veo es una roja que titila que dice “Fuel empty”. Y no dijo cambio. Cambio.

TC – Vuelo, esa es la luz del combustible, por favor aterrice de inmediato. Hemos colocado camiones de bomberos con las sirenas en la pista a su disposición. Es imposible que no la vea, aterrice. Cambio.

T – Mire, no sé de qué me habla yo no pienso jugar a los bomberos ni con sirenas a las 12. Ok, empiezo a perder altitud.

TC - ¡369! Por favor. Hemos hecho explotar un camión de combustible para indicarle el camino. Apagamos todas las luces la ciudad. Lo único que existe iluminado en este momento es la pista. ¡Aterrice!.

T – Ma sí, si ponen en boludos. Yo me estrello y a la mierda. Cambio.

Básicamente así es él con las mujeres. Pero al margen de eso, ha salido con chicas con las que “no pueden superar la relación con ex”. Ok, eso es entendible, un ex puede ser difícil de superar, no significa que con el próximo tipo que salgas te vayas a casar o poner de novia. Pero, ¿No te podés divertir en el camino?. Para que tengan la idea un poco más en contexto, Tito, después de salir 4 veces con esta chica, solos, a un boliche, a cumpleaños de un amigo de ella, a un cumple de amigo de él, etc, le dijo que “no estaba lista para tener a nadie nuevo porque hacía 4 meses que había cortado con el ex y todavía lo tenía que superar”. Ok. No lo superaste, todavía llorás por las noches, escuchás Arjona y te da un ataque de ira (esto no tiene que estar totalmente relacionado con tu ex), entrás al Facebook a ver si bajó los permisos de privacidad y podés ver alguna foto o comentario de él y pensás que te lo vas a encontrar en una heladería pidiendo crema granizada. ¿Pero eso signfica que no puedas tirarle la goma al tipo al menos? No sé, un besito a Josecito, un abrazo, un apretón de manos. Al menos chapátelo para ver si realmente Sprite y Topline se juntaron para crear un sabor más fresco.

Ahí es donde quiero aparecer yo y ser una clase de justiciero. De impulsar a todos los hombres que dejemos de lado alguna vez la idea de no decir nada por las dudas que en algún momento de la existencia de la raza humana le podemos llegar a tocar una teta. Basta ya. Hay que empezar a decir las cosas como son. Como dice Sprite. O sea, ¿qué se creen las mujeres? Que uno paga salidas, se toma el tiempo de bañarse, sacar el auto, pasarlas a buscar, pedir un trago de 25 pesos que en tu vida lo pedirías, ir a lugares con sobreprecio, escuchar charlas sin sentido por 2 horas que no te llevan más que a una respuesta “Ajam…” “Y sí…” “y… es complicado”. ¿Que uno hace todo eso para qué? ¿Porque es un buen samaritano y quiere ser nominado para el Nóbel Buena Onda 2011? Encima lo tiran como si nada “Yo todavía quiero a mi ex”. ¿Y para qué corno salís conmigo?. Estabas aburrida en tu casa, no dieron “Max, un perro con suerte” en Teleocho y arreglaste con el salame de turno, o sea “Yo”. O bueno, en este caso “Tito”. ¡Y ya me enojé! ¡Qué mierda!. Y eso que no escuché a Arjona.

Ok. Volví después de un ataque de ira y matar un naranjita. Nah, mentira, a los naranjita los mato por placer, no por ira. ¿En qué estaba? Ah, sí... Como dije, hay que empezar a decir las cosas como son:

Minita – Yo todavía lo extraño a Marcos, su mirada, sus gestos, cómo me hacía reír con sus flatulencias, su olor a faso con cerveza, su pelo grasoso con rastas y cómo usaba medias con chancletas… Ah… Sí… ¿Qué Me decías vos?

Vos/Yo/Tito/Cualquier hombre – (Levantándote para irte a la mierda) ¿Me vas a tirar la goma?

Minita – ¿AH? ¿¡Qué te pasa?! ¡NO! ¡TARADO!

Vos/Yo/Tito/Cualquier hombre – Entonces … a 2 horas por salida… 50 pesos la hora de psicólogo… Me debés 500 pesos por escucharte hablar pelotudeces... ¡Trola!. (y te vas. Nota: el último insulto puede variar de persona a persona.)

Te puedo asegurar que vas a quedar grabado en su memoria para siempre.

O de última jugarla callado, esperar a una siguiente salida y cuando la pasás a buscar, antes de que entre al auto bajás el vidrio del acompañante y le das un cuarto kilo de helado, el Dvd de “Sintonía de Amor” y un pepino tamaño mediano.

-¿Para qué es todo esto?

-Me sale más barato que aguantarte toda la noche. Uno es para que lo comas, otro para que lo veas y el otro para que te metas bien adentro del… Vos fijate qué hacés con cada uno. ... ¡Trola!.

¡Basta mujeres! ¡Basta de hacer siempre lo mismo!. Salgan diviértanse, cuenten todos sus problemas, pero entretengan un poco a su partener. Aunque no tengan ganas, chápencelo al gil de turno, dejen que le toque una goma, piensen en Marquitos, el hippie alegre si quieren. No nos importa. Pero den algo a cambio. Les puedo asegurar que la van a pasar bien los dos y seguro se van a ganar una cena extra si hacen correctamente las cosas. Por uds, por mí, por todos los hombres y por (to)Tito. Saludos.

2 comentarios:

Dario dijo...

creo que lo conozco al flaco ese....

hollowman dijo...

Jejejejjejejee, patéticamente real. el mundo del revés? no, es lo más usual del mundo